El “Yo” frente al “Nosotros”: ¿Cómo compites mientras el 63% de tus empleados pueden estar pensando en marcharse?

1 Marzo 2017


El mercado laboral se está reajustando, los salarios parece que van en aumento y, aunque hasta ahora las empresas estaban en posición de ventaja, la situación se está invirtiendo. Los empleados tienen ahora la última palabra.

¿Qué significa esto para las organizaciones y cómo pueden atraer, retener y comprometer el talento? El ADP Research Institute® (ADPRI) encargó una nueva encuesta para averiguarlo.

Los resultados, descritos en el estudio de ADP® “Evolution of Work 2.0; La actitud del Yo frente al Nosotros”, muestran que los empleados tienden a centrarse en su entorno de trabajo, buscan significado en lo que hacen, y quieren tener oportunidades de progreso inmediato (la mentalidad del “yo”). Las empresas, por su lado, generalmente se enfocan en áreas más amplias como el desempeño financiero, la reputación y el recorrido profesional a largo plazo (la mentalidad del “nosotros”).

Una economía en auge abre las puertas

La investigación de ADP también concluye que los empleados europeos tienden a ser leales a sus empresas y cambian de trabajo con menos frecuencia que en otras partes del mundo, especialmente en los EE. UU., donde alrededor del 27% de los trabajadores cambian de trabajo anualmente, según el ADP® Workforce Vitality Report. Al mismo tiempo, las empresas europeas subestiman cuántos de sus empleados están abiertos a cambiar de trabajo. El ADP National Employment Report® muestra que se crearon más de 940,000 empleos desde el inicio de 2017; y la tasa de desempleo fue de 4.4% en abril. Aunque muchas organizaciones están de acuerdo en que es difícil retener a los mejores talentos, la investigación de ADP avisa que también subestiman cuántos empleados están abiertos a cambiar de trabajo.

La búsqueda pasiva de trabajo es la nueva regla

Según el informe, el 64% de los empleados europeos cree que la seguridad laboral ha desaparecido, mientras que el 47% piensa que todo el mundo debería estar buscando su próxima oportunidad laboral constantemente, ya sea en su empresa actual o en otro lugar. Estos hallazgos sugieren que muchos empleados podrían estar buscando pasivamente nuevos empleos, incluso si no están buscando activamente -todavía.

El avance en las nuevas tecnologías de contratación probablemente haya ayudado en esto. Para los empleados, ahora es más fácil que nunca acceder a ofertas de empleo y conectarse de manera informal con los reclutadores, ya que los perfiles de los trabajadores y las áreas de especialización están a solo un clic de distancia.

La tormenta perfecta de factores que desafían la retención del talento

Los empleados que no se sienten valorados en su trabajo son los más propensos a buscar nuevas oportunidades. Por lo tanto, es preocupante que la investigación de ADP concluya que los trabajadores europeos se sienten menos valorados que en el resto del mundo. Este problema es más grave en Francia, donde solo el 23% de los trabajadores se sienten valorados y el Reino Unido, donde la proporción es del 38%. Por el contrario, el 58% de los alemanes sienten que se les valora en el trabajo.

Los empleados europeos están más alineados con la tendencia global cuando se trata de la gestión del talento. La mayoría siente que las empresas están haciendo un trabajo pobre en todas las áreas de gestión del talento: sólo el 31% de ellos otorga a sus compañías las mejores calificaciones en los procesos de remuneración e incentivos y el 38% en la gestión del desempeño.

¿Cuáles son los siguientes pasos?

Si bien hay barreras que superar, las empresas tienen la oportunidad de abordar la desconexión del “yo” frente al “nosotros”.

La formación de los empleados es una vía. Actualmente, menos de la mitad de las empresas europeas (47%) ofrecen oportunidades de capacitación general para todos los empleados, y solo un tercio proporciona formación específica para ayudar a los empleados a sobresalir en su función actual. Sólo un pequeño 8% ofrece preparación para las necesidades futuras del mercado en su industria.

Los programas de formación avanzados pueden brindar oportunidades para el avance interno, mientras se involucra a la fuerza de trabajo y se cultiva la lealtad a largo plazo. Por supuesto, esto es solo un paso, pero puede ser un comienzo ya que las empresas de toda Europa están involucradas en la renovada guerra por el talento.