Contacta

Contacta

hr_services

Llama al equipo comercial

Te orientaremos sobre nuestras soluciones

speech_bubble

Rellena el formulario web para que un representante comercial se ponga en contacto contigo.

Soporte

Soporte

24_7_support

Atención al cliente

Para soporte técnico, por favor, consulta con tu departamento de Recursos Humanos.

ADP BLOG

Ayudando a encender el poder de tu gente.

Aprendizaje y desarrollo

¡Los perros ladran, no pasa nada! Tres consejos para la gestión de empleados remotos

Publicado por: ADP

21/04/2020

 
 

Los managers de empleados que trabajan desde casa —ya sea temporal o permanentemente— pueden sacarle partido a estas mejores prácticas.

Por múltiples motivos, cada vez hay más empleados trabajando de manera remota. La gestión de estos empleados precisa un enfoque diferente, sobre todo si el empleado que trabaja de manera remota está pasando por un cambio repentino provocado por un suceso inesperado. ¿Cómo pueden las empresas mantener la productividad y el compromiso con un equipo humano remoto?

Toma la iniciativa

Establece objetivos y expectativas claros que mantengan la productividad de los empleados. Aunque estén en casa, sus responsabilidades siguen siendo las mismas que si se encontrasen en una oficina tradicional, con la excepción del código de vestimenta.

Muestra creatividad en tu enfoque para mantener a los empleados comprometidos y que se sigan sintiendo parte de un equipo. Sin las charlas en la máquina del café, es necesario buscar otros enfoques para mantener la camaradería y la conexión del equipo.

Vuélcate en la gente. Cada uno percibirá el trabajo desde casa de manera diferente, por lo que serán necesarios diferentes enfoques por parte del manager. No todos estarán contentos con el cambio.

Ofrece e informa de oportunidades de aprendizaje en línea para que los empleados crezcan y se desarrollen.

Prepárate para los desafíos

Hay una curva de aprendizaje tanto para el trabajador virtual como para el manager que dirige un equipo virtual. Habrá contratiempos, sobre todo al principio, pero es normal. Acepta el reto y solicita formas para ser un mejor líder, aprende y mejora.

Cosas que resultaban sencillas en la oficina pueden convertirse en un problema con un equipo humano desperdigado. ¿Cuentan todos en sus casas con la tecnología adecuada? Las reuniones virtuales pueden exigir una planificación por adelantado para asegurarse de que todo funciona antes de la llamada programada.

Liderar equipos virtuales precisa comprensión. Debes mostrarte tolerante si suena el timbre, ladra un perro o los niños están haciendo ruido de fondo. Esto no quiere decir que no puedas mencionar estas cuestiones, ya que el miembro de tu equipo puede no darse cuenta de estas distracciones.

Muestra agilidad y garantiza el compromiso del talento

  • Proporciona feedback
  • Aprovecha la comunicación a tiempo real
  • Ofrece un horario de oficina virtual diario para aquellos que tengan problemas relacionados con el trabajo remoto
  • Ofrece formación sobre presentación y oratoria pertinentes para las herramientas de comunicación remota. Trabajar delante de una cámara web y de un micrófono puede resultar muy diferente a realizar una presentación de PowerPoint desde un escritorio.

Comunícate

Es importante que los empleados se mantengan conectados entre sí en el ámbito personal. Se trata de un momento estupendo para aprovechar los grupos de recursos de los empleados para fomentar la conexión y la colaboración. Fomenta aquello que funciona mejor para vuestra cultura, por ejemplo haz una pausa para el café en vídeo o una "happy hour" virtual.

Si sigues estas tres directrices puedes ayudar a los miembros de tu equipo remoto a ajustarse a un nuevo entorno de conexión mientras mantienen su productividad y compromiso. Juntos podéis crear una experiencia de trabajo remoto que resulte positiva para todos, independientemente de si es algo temporal o a largo plazo.